Caballo de Troya

24 de diciembre de 2012 4 comentarios
La situación en la que actualmente se encuentra el Real Madrid no me pilla de sorpresa, y supongo, que a los que me llevan leyendo desde hace tiempo, tampoco, porque de esto ya se avisó. Me llamaron antimadridista cuando puse las palabras Raúl y cáncer en la misma frase, desgraciadamente algunos no se dieron cuenta hasta que el equipo cayó durante seis años en octavos de la Champions, incluso hay algunos que siguen pensando que eso nunca sucedió. Me llamaron paranoico cuando afirmé que lo que venía tras Raúl era si cabe aún peor, porque Casillas tiene algo que el delantero nunca tuvo, el populismo de haber ganado la Eurocopa y el Mundial, y por supuesto, me tacharon de loco cuando en verano pedí un portero, un lateral derecho, un central, un mediocentro y un delantero.

El mejor entrenador del mundo ha caído víctima de su propio ego y de la confianza en una plantilla, que viendo los antecedentes, nunca es de fiar, porque la historia dice que los proyectos del Real Madrid empiezan a morir en la capitanía, porque esta nunca la ostenta el mejor jugador del momento, sino el que más tiempo lleva en el club. El brazalete no le llegó a Hierro cuando era el mejor central de Europa, sino cuando empezó a arrastrarse por los terrenos de juego; ni a Raúl cuando estaba en las quinielas para ser el balón de oro, sino cuando empezó a dar pena con carreras inútiles y patadas al aire; y a Casillas le ha llegado en el momento que empiezan a salir al aire todas esas vergüenzas que durante años sus reflejos y buena suerte taparon. Desgraciadamente, cuando en el mejor momento de tu carrera estás a la sombra de un cojo, el día que por fin te llega la oportunidad no estás dispuesto a dejarla pasar, aunque tú también seas un cojo. En el Real Madrid de las últimas dos décadas sólo he visto a tres jugadores no arrastrarse por el terreno de juego y sólo uno de ellos lo hizo por decisión propia, los otros dos fueron, respectivamente, traspasado y relegado al banquillo.

Casillas y Ramos tienen mucho de Raúl y Guti y nada de Zidane, y eso Mourinho no ha sido capaz de verlo, o no ha querido. El otro día en Málaga sentó al capitán por decisión técnica, gravísimo error, porque el hecho llega tarde y mal. Lo ha sentado con la liga perdida, después de que se hubiese tragado, uno tras otro los pocos disparos que los rivales le han hecho a lo largo de esta corta temporada, y por si eso fuese poco, su reemplazo es aún peor. Todo esto me ha hecho recordar el caso Del Bosque, el error no fue no renovarlo, sino traer a uno infinitamente peor que él. Si todo esto lo aderezamos con que también debería haber sentado a Ramos, pero claro Varane no está aún al 100%, y que Coentrao y Marcelo andaban lesionados, por lo que Arbeloa hizo de cono en la izquierda y Essien de parche en la derecha, todos coincidiran en que no era ni el momento justo ni el lugar apropiado para hacer experimentos bajo el larguero.


Ya con la liga perdida, el mánager del equipo se encuentra con varios problemas. Ni en el primer equipo ni en el filial hay nadie de garantías para la porteria. Arbeloa a duras penas da esta temporada para ser suplente, mientras Dani Carvajal es titular indiscutible en Leverkusen. Sergio Ramos ha dejado claro que los desastres tácticos en la banda no eran problema de que él fuese un central, sino de que su cabeza no da para más. Xabi Alonso es la sombra de la sombra de lo que fue y mientras José Rodríguez crece, no hay nada ni nadie que lo pueda sustituir, porque lo de Modric es un quiero y no puedo y arriba Di María da absoluta pena y si no marca Cristiano, no hay nada que hacer. Benzema nunca fue un delantero centro y a Gonzalo Higuaín la portería se le hace pequeña en la máxima competición europea. Mourinho pensó que con esta plantilla y un pequeño retoque le daba para revalidar el título de liga y asaltar el cetro continental, la realidad es que, como sus antecesores, ha caído en la trampa y ha dejado entrar al Caballo de Troya en casa.

Algunos me dirán que el Barcelona no se ha renovado, que ha cambiado de entrenador, que ese entrenador está de baja y ahora le entrena un desconocido.... la diferencia es que mientras para Xavi, Iniesta, Puyol, Busquets, Piqué, Valdés y compañía, su máximo objetivo es derrotar al Real Madrid, para los Casillas, Ramos, Alonso, Albiol y Arbeloa es darse palmadas en el pecho con aquello de que son campeones de Europa y del Mundo. No hay más que leer y oir como los medios de comunicación daban la noticia de la suplencia del portero "Mourinho sienta al campeón de Europa y del Mundo", mientras que cuando eso ocurre en Barcelona con Villa, es que hay mucha competencia.

Este verano hay elecciones, tan malo será que salga vencedora una candidatura pipera y calderoniana, como que siga de presidente este caduco señor incapaz de dar un puñetazo en la mesa y que está repitiendo, paso por paso, los mismos errores que le hicieron abandonar el club hace más de un lustro. Tan malo será que siga Mourinho, sin reconocer cada uno de los errores que ha cometido esta temporada en la planificación de la plantilla, como que se vaya y venga alguna de las bromas que quieren imponer los medios, y por supuesto, lo peor será volver a dejar el club en manos de los capitanes y de la prensa. Aún estamos a tiempo de evitar ese desastre, pero hace falta que todos y cada uno de los implicados entonen el mea culpa, algo que a día de hoy parece harto complicado.

4 comentarios:

  • Berri dijo...

    Excesivamente derrotista para mi impresión general. Sí creo que Mourinho se ha equivocado en la planificación de la plantilla, no tanto este año como el pasado. Creo que se ha equivocado más en intentar lograr una mayor profundidad de plantilla que en intentar reforzar puestos. Intento explicarme.

    Un equipo de la talla del Real Madrid debe confiar en un 11 de máxima exigencia y luego, un banquillo capaz de suplir las carencias puntuales o bajos momentos de forma de ese 11. El otro día ponía toscamente el ejemplo del mus. Al mus se juega con 4 cartas. Y tienes que elegir si te quedas con tus cartas o te das mus. Si tienes 2 reyes y dos seis tienes que evaluar si te conviene darte mus y soltar dos cartas, sabiendo que hay dos reyes por salir o quedarte con lo que tienes e ir a por el juego y par, etc… No se puede jugar con más de 4 cartas y por tanto, no puedes pretender tener más de 4 reyes por mano.

    En futbol el planteamiento es similar. El Real Madrid no puede tener tres delanteros centros del máximo nivel como se viene diciendo en los últimos tiempos. Si se hubiera fichado a Cavani, a Falcao o a Agüero, por poner ejemplos, se tendría que haber desprendido indubitadamente de uno de los que ya contamos, Higuaín o Benzema porque el que hubiera venido lo habría hecho para jugar y no para chupar banquillo. Benzema puede aguantar a la sombra de Higuaín, e Higuaín a la sombra de Cavani, Falcao o Agüero pero nunca el gabacho lo hará a la sombra de alguien mejor porque para ser un top necesita jugar. Es decir, en futbol por la lucha de egos se tiene que contar con un 11 de máxima calidad y otros en la recamara que puedan sustituirles en algún momento puntual, con menores prestaciones pero sin desmerecer la oportunidad. Además, conviene que quién venga detrás pueda apretar lo suficiente como para que, por ejemplo, Ozil no se duerma en los laureles ante la inexistente presión de Kaká.

    Así pues, Mourinho la primera temporada hizo un 11 de máximo nivel y en la segundo buscó apuntalar ese 11 con la pretendida duplicidad de puestos. Dos laterales izdos, dos dchos, etc… si bien, como ya he dicho, no es posible tal cuando tu 11 es inigualable. No hay jugador que tenga parangón con Marcelo o Ronaldo y por tanto, sus sustitutos a fe tienen que ser peores. De ahí que se fichase a Sahin y Coentrao saliendo rana el primero y semi fiasco el segundo por la presión de la prensa. En esta segunda intento conseguir un sustituto fiable para momentos puntuales para Alonso que no pudo ser el turco Nuri Sahin. Modric ha sustituido con solvencia a Alonso en partidos de menor enjundia. En mi opinión, lo que le ha faltado y no ha sabido ver es un sustituto para Arbeloa, uno para Di Maria y uno para Casillas.

    ¿Qué presión puede tener el peor Casillas de la última decada si detrás tiene a Adan? ¿o Arbeloa si no tiene sustituto? ¿o un di Maria desolado por las lesiones? De aquellos y dada la polivalencia de muchos de tus jugadores los más graves son el extremo derecho que te da profundidad y regate por la derecha (diMa) y el portero.

  • Berri dijo...

    Hasta aquí la falta de planificación de Mourinho. Error aunque tampoco de tanta gravedad. Ha tenido además, muy mala suerte con las lesiones de Coentrao y con los más que necesarios goles de Higuain en liga (8 más podrían llevar). Donde a mi humilde entender más se ha equivocado Mourinho ha sido en una cualidad que era seña de identidad: la justicia, la meritocracia. Mourinho, siempre lo he dicho, es un entrenador justo. Pone a quién cree que debe poner, a quién se lo merece, sin importarle lo que opine la prensa. Y con Casillas no lo ha hecho. Con Ramos tampoco lo ha hecho. Ignoró si es por estar en años de elecciones o porqué.

    Si Mourinho quiere recuperar este vestuario debe ser justo. Si Casillas no está para jugar, debe cambiarlo. Si Arbeloa no está para jugar, debe salir Nacho. Y debe ser valiente con el chaval. Si el canterazo no está para jugar con un Borussia Dortmund y se te deshace en lágrimas a lo Rubén en Sevilla es que sencillamente no es jugador para el Real Madrid. Mourinho debe ser valiente. Debe jugar Adán porque es cierto que está mejor de forma aún siendo peor portero, si no vale, debe fichar otro portero si cree que este no es de garantías, de tu plantilla debe jugar quién más lo merezca sin importar consideraciones.

    En capitulo aparte está nuestro Presidente, quién sigue escondiendo la cabeza a lo avestrúz sin plantar cara a la prensa. Ganará las próximas elecciones por incomparecencia de rivales pero perderá a medio y largo plazo si no gobierna una nave que va a la deriva, a la que permite que le crezca moho y se le peguen todos los parasitos e incrustaciones al casco (Relaños & cía) y que cada pirata que surque el mar como Platini, Villar y sus secuaces le intenten robar la carga en cada viaje.

    El motivo para el optimismo es la suplencia de Casillas en Málaga. Y el sentar a Alonso y Arbeloa. La prensa está centrando su lucha encarnizada en el portugués, ignorando el mensaje lanzado a la plantilla, que es meridiano. Mou: voy a ser justo. Justo antes de las vacaciones les está diciendo que va a sentar a quienes esten peor, y que más les vale volver en forma a quienes peor les sienta el turrón y la gula o volverán a probar los recaro. Si esta temporada finalmente no se logra titulo, difícil es, al menos que no sea por compadrear en año de elecciones con unos señoritos de vestuario con ínfulas de gran Capitán.

    Es una máxima de vida que las decisiones se deben tomar atendiendo a la razón y siendo fiel a tu integridad y a los principios, no por temor a las consecuencias. Las consecuencias que lleguen serán aceptadas cualesquiera que sean porque serán fruto de tu propia integridad. Si Mou actúa como debe y sienta a Casillas o a Ramos o a quién crea sin temor a la prensa, aún perdiendo la copa de Europa, copa y liga yo no tendré nada que reprocharle. Peor es no sacar a Diarra por el qué dirá la prensa contra un Lyon.

  • Berri dijo...

    Nueva entrada del blog donde le doy una vuelta a la suplencia de Casillas y a lo manifestado aquí.

    http://comunidad.soymadridista.com/index.php/blogs/195/3694/el-foco

    Os echo de menos joer antes los comentarios de aquí eran la releche. ¿donde os meteis?

  • espabilado dijo...

    No sé si Casillas merece estar en el banquillo o no, pero el simple hecho de que no juegue el domingo otra vez en beneficio de Adán ya me pone cachondo.

    Lo que los periodistas llaman "un pulso al club" es, posiblemente, un pulso a la prensa. Una prensa acostumbrada a guiar el futuro del club desde su diabólico entramado supuestamente madridista. Digo supuestamente porque entre otras cosas una gran parte de periodistas de la capital son del Atleti, y luego hablan por boca del hincha del Real Madrid, condicionando la opinión de muchos aficionados a los que por cierto yo no respeto mucho, por no decir nada. Luego está el periodista que clama al cielo por los valores perdidos y que apoyan más al jugador, sobre todo si es español, canterano o campeón del mundo. A la hoguera con ellos.

    A ver si se relanza el blog, que el asunto anda frío.

    Saludos

Publicar un comentario

 

©Copyright 2011 Real Madrid | TNB